A la ciudad
Niñ̃as, muchachas y mujeres del campo de Bolivia migran a la ciudad buscando trabajo para poderse ganar ellas mismas el sustento. Como sirvientas trabajan en hogares ajenos, lejos de su casa, solas y sin protecció́n. Con frecuencia son tratadas como si fueran electro­domé́sticos: cuando uno no funciona más, se cambia por otro. Encontrar trabajo como trabajadora de hogar en una ciudad es bastante fá́cil, pero las condiciones son duras: no todas las muchachas en edad infantil o juvenil reciben formació́n escolar, la mayorí́a apenas tienen cuatro horas de descanso a la semana, muchas no reciben ningú́n sueldo o sólo dinero para recreo, de vacaciones pagadas sólo pueden soñar.
Cocina en el campo
Zoom 
Salir de la pobreza: hacerse empleada de hogar en la ciudad.
Trabajadora del hogar en la cocina
Zoom 
En la ciudad la cocina es muy diferente de la del campo.
Una niñera
Zoom 
Niñeras: mucha responsabilidad por poco sueldo.